In Mejillón Cebra

Ciclo Biológico

El ciclo biológico del mejillón cebra presenta dos fase: La primer planctónica, es decir, libre en la masa de agua y la segunda bentónica, fijada al sustrato.

Existen diferentes factores que influyen en la respuesta reproductiva. Entre las variables que determinan esa respuesta son:

  • La temperatura
  • El rango de cambio de temperatura
  • La disponibilidad de alimentos
  • Los efectos de los mejillones vecinos

Entre los 12 y 13ºC comienza el ciclo reproductivo. Las hembras producen anualmente entre 40.000 y un millón de óvulos fecundables. A lo largo del año y en nuestro entorno se producen dos periodos de máxima intensidad de reproducción que dependen de las condiciones climáticas, pero estas condiciones se suelen dar en dos periodos: de abril a julio y de agosto a mediados de octubre. El primero es el más importante porque es originado por los individuos fijados al sustrato el año anterior; el segundo es menos intenso es originado por las larvas nacidas en primavera, que a mediados de agosto ya están fijadas a un sustrato. Estos datos nos dan una orientación de cuando deben realizarse los tratamientos de choque para su control.

El periodo de vida es de unos 3- 5 años. Hay tres periodos principales en el ciclo de vida del mejillón cebra: las fases larvaria, juvenil y adulta. Las larvas son planctónicas (flotan en columna de agua) durante sus tres etapas iniciales de vida: trocóforo, veligera con forma de “D” y veligera umbonal. Las larvas se asientan en un sustrato durante su etapa pedivelígera y se mueven sólo por rastreo durante su etapa plantígrada donde tiene forma de almeja. Posteriormente pasan a tener una forma más triangular, alcanzando la etapa juvenil.

Los mejillones se consideran adultos cuando llegan a ser sexualmente maduros. Los mejillones cebra adultos varían en un rango de tamaño de 6 a 45 mm y generalmente viven de 3 a 5 años en climas templados.

           Ciclo del mejillón Cebra

Algunas curiosidades sobre su Ecología

Principalmente habita en ríos, embalses, lagos y lagunas de agua dulce en regiones templadas. Requiere aguas lentas, ya que a velocidades altas, las larvas no son capaces de fijarse al sustrato. A una velocidad por encima de 1,5 m/s las larvas no son capaces de fijarse al sustrato. Por encima de 2 m/s algunos ejemplares adultos pueden incluso ser arrancados del sustrato.

El mejillón cebra es una especie gregaria. En sustratos recién colonizados y con ejemplares pequeños se han medido densidades de indiv./m2 que forman capas de hasta 30 cm de espesor. A medida que los individuos van creciendo, las densidades disminuyen, alcanzándose como máximo unos  250.000 indiv/m2 organizados en capas de un grosor aproximado de 10 a 15 cm.

El mejillón cebra compite por el espacio en sustratos duros, tanto con individuos de su propia especie como con otras especies, especialmente con formas incrustantes o que recubren superficies como esponjas de agua dulce, briozoos y algas.

En su fase larvaria planctónica es consumido por otros organismos planctónicos y otros bivalvos (incluso de su especie) mientras que posteriormente sirve de alimento a sanguijuelas, cangrejos de río, peces y aves.

BIBLIOGRAFÍA

http://www.chebro.es/contenido.visualizar.do?idContenido=20659

http://www.in.gov/dnr/files/ZEBRA-MUSSEL.pdf

http://ucanr.edu/sites/WAEMAP/Quagga_and_Zebra_Mussels/Eurasion_Mussels_101___Characteristics_of_an_Extreme_Invader/Reproduction_and_Life_Cycle/

 

 

 

 

Recommended Posts

Leave a Comment